19.10.12

Sinaturas online contra o peche do CSA Can Vies en Sants


Defendamos los espacios de libertad, solidaridad y de organización social de Sants El año 1997, durante la celebración de una cercavila reivindicativa, un grupo de jóvenes decidieron liberar el edificio en desuso situado en la calle Jocs Florals 42, para abrir un Centro Social Autogestionado.

A LA CUARTA TAMPOCO VA LA VENCIDA 
 En marzo de 2011 se celebraba el último de los juicios que ha tenido que afrontar el Centro Social en sus 15 años de vida y actividad. Después de una sentencia favorable al CSA, ahora la Audiencia Provincial pretende dar la razón a la empresa propietaria del edificio, TMB, y de esta manera acabar con 133 años de historia y 15 de autogestión. Una vez más, Can Vies afronta una amenaza contra su pervivencia.

CAN VIES ES DEL BARRIO 
En estos años se ha demostrado lo imprescindible que es para el vecindario tener espacios alejados de la tutela de las administraciones y del mercado. Se han llevado a cabo infinidad de proyectos para denunciar las desigualdades sociales, la explotación laboral, los procesos especulativos que desfiguran nuestros barrios. A su vez se han generado otras fórmulas de vida, de cultura popular, de nodos de solidaridad entre personas que han construido y ensayado alternativas sociales, laborales, de ocio y de consumo no lucrativas. I esto al ayuntamiento no le gusta.

AYUNTAMIENTO, TMB Y FARSAS URBANÍSTICAS 
 Los argumentos del Ayuntamiento (accionista mayoritario de TMB), utilizados para justificar el desalojo planteaban la necesidad de derribar el edificio para construir la nueva estación de Mercat Nou. La propia realidad ha desmontado este argumento, ya que la estación se ha podido construir con Can Vies de pie. Ahora el Cajón de la Verguenza (para cubrir las vías), también sirve de argumento para el derribo, pero los mimos planos demuestran que se puede hacer esta obra- criticable en muchos aspectos – sin derribar el edificio.

EL BARRIO SOM CANVIES 
Can Vies somos el barrio, un barrio con espíritu luchador. Un barrio que no encaja con el modelo Barcelona y le representa una amenaza. Con la Asamblea de Barrio hemos conseguido unas fiestas populares en el parque de la España Industrial. Can Batlló no sería concebible sin el largo recorrido de las okupaciones. Publicaciones comunitarias como La Burxa no existirían sin el paraguas de Can Vies, así como proyectos de cultura popular como la Colla Bastonera. Resumiendo, Can Vies no es un espacio aislado, forma parte del variado y complejo tejido social del barrio. Un tejido que conforma una densa red de apoyo mutuo que ha demostrado en diversas ocasiones que juntas lo podemos todo.

Una advertencia: si nos tocan a una, nos tocan a todas.

Es por todo esto que desde el CSA Can Vies hemos iniciado una campaña de denuncia desde oiga.me para pedir a TMB y al Ayuntamiento de Barcelona que paralicen el proceso.
Más información a www.canvies.org